Soy voluble


Un príncipe nunca carece de razones legítimas para romper sus promesas.

Maquiavelo


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.